Obesidad

La obesidad Definición

 

La obesidad Definición



La obesidad en una enfermedad, crónica, progresiva e incurable que se caracteriza por el acumulo exagerado de tejido graso y que conlleva a múltiples enfermedades asociadas.

La obesidad no se considera una cuestión estética que es causada por comer en exceso y la falta de auto-control. La Organización Mundial de la Salud (OMS), junto con las sociedades médicas y científicas nacionales e internacionales, reconoce a la obesidad como una enfermedad que resulta de la afectación de múltiples factores ambientales y genéticos.

La enfermedad de la obesidad es muy costosa, no sólo en términos económicos, sino también en términos de la salud individual y social, la longevidad y el bienestar psicológico. Debido a su naturaleza progresiva, la obesidad requiere tratamiento y control de toda la vida

 

Medición de la Obesidad

 

Medición de la Obesidad

 

 La enfermedad de la obesidad se caracteriza por una acumulación excesiva de grasa corporal. Una variedad de instrumentos disponibles para la evaluación de la cantidad de grasa en comparación con el tejido magro en el cuerpo. Sin embargo, debido a los gastos de estos instrumentos y el tiempo requerido para las evaluaciones de grasa corporal, la obesidad se define clínicamente por las medidas que la adiposidad 'estimación' de peso corporal, la constitución corporal y la altura.

 

  1. Peso corporal ideal (PI: Peso Ideal)
  2. Una de estas estimaciones para el tamaño del cuerpo es el peso corporal ideal (PCI), un número que se obtiene de las tablas del Metropolitan Life Insurance Company . La tabla IBW se basa en los datos de mortalidad y requiere conocimiento de peso corporal, así como estructura corporal, una medida que es considerado por muchos expertos como arbitraria.

     

  3. Clasificación de la obesidad de acuerdo a la distribución de grasa corporal.
  4.  

    • -Obesidad abdomino-visceral o viscero-portal o androide o central (en forma de manzana):
    • -La grasa es localizada generalmente en la cara, el tórax y el abdomen. Predispones a padecer enfermedades como dislipidemia, diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular.
    • -Obesidad femoro-glutea, ginecoide, periférica (en forma de pera):
    • -La grasa es localizada generalmente en la cadera, en los muslos y la mitad inferior del cuerpo, se asocia a problemas vasculares y articulares de miembros inferiores como las varices y la genoartrosis.
    • -Obesidad de distribución homogénea:
    • -El exceso de grasa no predomina en ninguna zona del cuerpo.

     

  5. Índice de Masa Corporal (IMC)
  6. El índice de masa corporal (IMC) es otra medida utilizada para definir el sobrepeso y la obesidad y se considera una estimación más precisa de la grasa corporal que las PI. Estudios poblacionales grandes encuentran que el índice de masa corporal en general, refleja la cantidad de exceso de grasa corporal que un adulto tiene, aunque hay algunas excepciones, como el índice de masa corporal de una mujer que está embarazada, un atleta, un constructor del cuerpo o de la tercera edad. IMC no toma en cuenta una distribución de la grasa en la persona (abdominal vs. periférica), y no es una buena medida de la actividad metabólica de los tejidos de grasa de una persona.  

 

El IMC tiene en cuenta la altura y el peso del individuo y puede ser determinado con una de las siguientes fórmulas:

   El peso en kilogramos dividido por la altura en metros al cuadrado (IMC = kg / m2)

   Peso en libras dividido por la altura en pulgadas al cuadrado y este valor multiplicado por 705 (IMC = [(lbs / in2) x 705])

 

Según el IMC la obesidad se clasifica de acuerdo a la siguiente tabla:

Normal

18,9-24,9
Sobrepeso 25 a 29,9
Clase I, Obesidad 30-34,9
Clase II, Serio Obesidad 35-39,9
Clase III, Obesidad Severa 40 – 49.9
Clase IV, Súper Obesidad 50-55.9
Súper-Súper Obesidad >60

 

Prevalencia




Prevalencia y tasa de ocurrencia

 

Según la OMS, el 65 por ciento de la población mundial vive en países donde el sobrepeso. Aproximadamente 500 millones de adultos en el mundo se ven afectados por la obesidad y mil millones se ven afectados por el sobrepeso, junto con 48 millones de niños.

En los Estados Unidos, los datos epidemiológicos de un estudio en curso que mide el tamaño del cuerpo real de miles de estadounidenses, muestran que el 34 por ciento de los adultos de más de 20 años de edad se ven afectados por la obesidad y el 68 por ciento tienen sobrepeso (datos 2007-2008). La obesidad afecta al 10 por ciento de los niños entre dos y cinco años de edad, el 2 por ciento de los de entre 6 a 11 años de edad, y el 18 por ciento de los adolescentes.

 A lo largo de los últimos 20 a 25 años, la prevalencia de la obesidad ha ido en aumento a un ritmo alarmante. En 1990, la prevalencia de la obesidad para la mayoría de los estados era 10 por ciento o menos. Para el año 2010, los datos muestran que la mayoría de los estados de Estados Unidos tuvo una prevalencia de 25 por ciento y muchos tuvieron una prevalencia de 30 por ciento o más.

 La prevalencia de la enfermedad se incrementó en un 500 por ciento entre los años 1987 y 2005. la prevalencia de la obesidad severa y la obesidad súper grave (IMC superior a 50) se incrementó en casi un 1.000 por ciento.

 

 En Colombia según la encuesta INSIN del 2010 el 51.2 de la población adulta tiene algún grado de sobrepeso y el 16.5 sufre de obesidad

Sobrepeso y Obesidad Adultos (18 A 64 Años)

Exceso De Peso (Sobrepeso y Obesidad)

 

ENSIN 2005

ENSIN 2010

Total

46,1%

51,2%

Hombres

39,9%

45,6%

Mujeres

49,6%

55,2%

Sobrepeso

Total

32,3%

34,6

Hombres

31,1%

34,1%

Mujeres

33,6%

35%

Obesidad

Total

13,7%

16,5%

Hombres

8,8%

11,5%

Mujeres

16,%

20,1%

Edad 50 A 64 Años

20%

41,2%

Urbana

Mayor

52,5%

Obesidad Abdominal

Hombres

22,6%

39,8%

Mujeres

50,4%

62%

Edad 50 A 64 Años

 

 

 

Hombres 31,9%

60,1%

 

Mujeres 76,9%

84,1%

Urbana

 

 

 

Hombres 25,7%

43,3% (mayor a mayor Sisben)

 

Mujeres 50%

 

Rural

 

 

 

Hombres 14,3%

30,1%

 

Mujeres 51,7%

72,9%

 

Naturaleza de la Enfermedad



Naturaleza de la enfermedad

 

La obesidad se considera una enfermedad multifactorial con un fuerte componente genético que actúan sobre una serie de factores metabólicos, hormonales, psicológicos, culturales y de comportamiento que promueven la acumulación de grasa y aumento de peso.

Un balance positivo de energía provoca aumento de peso y se produce cuando la cantidad de calorías consumidas (ingesta de energía) es superior a la cantidad de calorías que el cuerpo usa (gasto de energía) en el desempeño de las funciones básicas biológicas, actividades diarias, y el ejercicio. Un balance positivo de energía puede ser causada por comer en exceso o por no hacer suficiente actividad física. Sin embargo, hay otras condiciones que afectan el balance energético y la acumulación de grasa que no implican comer en exceso o de la conducta sedentaria. Éstas incluyen:

    • La pérdida crónica del sueño
    • El consumo de alimentos que, independiente del contenido calórico, causa cambios hormonales que pueden aumentar la grasa corporal. Estos incluyen alimentos ricos en azúcar o jarabe de maíz de alta fructosa, granos procesados, grasas y carnes procesadas
    • Baja ingesta de alimentos que combaten la grasa, como frutas, verduras, legumbres, frutos secos, semillas, proteínas de calidad
    • El estrés y la angustia psicológica
    • Algunos medicamentos
    • Aumento de peso. El aumento de peso es otro contribuyente al aumento de peso o, en otras palabras, la obesidad 'engendra' la obesidad, que es una de las razones que la enfermedad se considera "progresiva". El aumento de peso provoca una serie de hormonales, metabólicos y moleculares cambios en el cuerpo que aumentan el riesgo de una mayor acumulación de grasa. Tales cambios biológicos asociados con la obesidad reducen la capacidad del cuerpo para oxidar (quemar) la grasa como energía, aumentar la conversión de glucosa (hidratos de carbono) a la grasa y aumentar la capacidad del cuerpo para almacenar grasa en los depósitos de almacenamiento de grasa (tejido adiposo). Esto significa que más de las calorías consumidas se almacenará como grasa. Para empeorar las cosas, la obesidad afecta ciertos reguladores del apetito y el hambre de una manera que puede llevar a un aumento de tamaño de la comida y la frecuencia de la alimentación. El aumento de peso, por lo tanto, cambia la biología del cuerpo de una manera que favorece aún más la ganancia de peso y la obesidad.

 

Impacto de Obesidad

Impacto de la Obesidad en el organismo

La obesidad puede causar mucho daño a su cuerpo. Las personas con obesidad severa son más propensas a tener otras enfermedades. Estos incluyen la diabetes tipo 2, hipertensión arterial, apnea del sueño, y muchos más. Combinado con la obesidad, estas enfermedades pueden provocar que la gente tenga una menor calidad de vida. En algunos casos, esto puede llevar a discapacidad o muerte prematura.

  1. Diabetes
  2. La obesidad es una causa importante de la diabetes tipo 2. Las personas afectadas por la obesidad son aproximadamente 10 veces más probabilidades de tener diabetes tipo 2 . La Diabetes tipo 2 puede duplicar el riesgo de muerte La DM2 puede conducir a:

    •     Amputaciones
    •     Enfermedad del corazón
    •     Enfermedad Cerebro-VAscular
    •     Ceguera
    •     Enfermedad del riñón
    •     Alta presion sanguinea 
    •     Defectos circulatorios y nerviosos
    •     Difícultad para curar infecciones
    •     Impotencia
  3. Enfermedades del corazón
  4. La American Heart Association considera la obesidad un factor de riesgo para enfermedades del corazón. Grandes estudios muestran que el riesgo de enfermedad cardíaca aumenta con la obesidad . Las personas con obesidad severa se encuentran en un mayor riesgo de enfermedad arterial coronaria. Esto significa que tienen un mayor riesgo de un ataque al corazón.

    La obesidad aumenta el riesgo de insuficiencia cardíaca. La obesidad severa se asocia con latidos irregulares del corazón (arritmias). Estas arritmias pueden triplicar el riesgo de paro cardíaco. ? Sin embargo, un cierto exceso de peso puede proteger contra la muerte por insuficiencia cardiaca después de que se hace el diagnóstico

  5. Hipertesión Arterial
  6. Trastornos Respiratorios
  7. Las personas con obesidad han reducido la capacidad pulmonar. Estas personas tienen un mayor riesgo de infecciones respiratorias. Ellos son más propensos a tener asma y otros trastornos respiratorios. El asma se ha demostrado que es de tres a cuatro veces más común entre las personas con obesidad.

    Más de la mitad de los afectados por la obesidad (alrededor del 50-60 por ciento) tienen apnea obstructiva del sueño (SAHOS). En los casos de obesidad severa, esta cifra es de alrededor de 90 % Los episodios de apnea reducen la cantidad de oxígeno en la sangre del paciente.

    Igualmente el SAHOS puede conducir a la hipertensión arterial, hipertensión pulmonar e insuficiencia cardíaca. SAHOS es otra de las causas de muerte súbita cardiaca y accidente cerebrovascular. Debido a que los episodios de apnea interrumpen el ciclo de sueño normal, usted no puede llegar a un sueño reparador. Esto puede conducir a la fatiga y somnolencia. Si no se trata, esta somnolencia puede aumentar el riesgo de accidentes de vehículos de motor.  

  8. Cáncer
  9.  El cáncer afecta a más de medio millón de vidas por año en los Estados Unidos solamente. Se cree que la obesidad causar hasta 90.000 muertes por cáncer al año. Como el índice de masa corporal (IMC) aumenta, también lo hace el riesgo de cáncer y muerte por cáncer. Estos cánceres incluyen:

    • Cáncer endometrial
    • Cáncer de cuello uterino
    • Cáncer de ovarios
    • Cáncer de mama posmenopáusico
    • Cáncer de colon
    • Cáncer de esófago
    • Cáncer pancreático
    • Cáncer de vesícula biliar
    • Cáncer de hígado
    • Cáncer de riñón
    • Cáncer de tiroides
    • Cáncer de próstata
    • El linfoma no Hodgkin
    • Mieloma múltiple
    • Leucemia

     Para las personas con obesidad severa, la tasa de mortalidad aumenta para todos los tipos de cáncer. La tasa de mortalidad es de 52 por ciento más alto para los hombres y 62 por ciento mayor para las mujeres).

     

  10. Enfermedad cerebrovascular
  11. La obesidad pone una tensión en su sistema circulatorio en general. Esto aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular. La obesidad puede conducir a otros factores de riesgo. Los factores de riesgo de accidente cerebrovascular incluyen enfermedades del corazón, síndrome metabólico, hipertensión, dislipemias, diabetes tipo 2 y la apnea obstructiva del sueño).

  12. Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico (RGE)
  13. Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico (ERGE) hace que el ácido gástrico suba hacia el esófago. Síntomas de ERGE comunes incluyen ardor de estómago, "indigestión", vomito, tos (especialmente por la noche), ronquera y eructos. Entre el 10 por ciento y 20 por ciento de la población en general los síntomas de ERGE experiencia con regularidad. La obesidad se ha asociado con un mayor riesgo de reflujo gastroesofágico, esofagitis erosiva y rara vez, cáncer esofágico (adenocarcinoma)

  14. Sistema osteomuscular
  15. La obesidad, en particular obesidad severa, contribuye a una serie de problemas de los huesos y articulaciones. Estos problemas pueden aumentar el riesgo de accidentes y lesiones personales. Problemas óseos y articulares pueden incluir:

    • Enfermedades de las articulaciones (artrosis, gota)
    • Hernia de disco
    • Trastornos de la columna
    • Dolor de espalda
      • Pseudotumor cerebral.

    Una condición asociada con desorientación, dolor de cabeza, y la discapacidad visual.

    • Otras condiciones 

    Enfermedad de Alzheimer: Los estudios encuentran que la obesidad en la mediana edad puede contribuir a condiciones que aumentan el riesgo de demencia y enfermedad de Alzheimer más tarde en la vida.

    Enfermedad renal: hipertensión, diabetes tipo 2 e insuficiencia cardíaca congestiva son los principales contribuyentes a la enfermedad renal e insuficiencia renal. Todas estas condiciones son causadas o agravadas por la obesidad.

    Suicidio: Los estudios han demostrado una correlación entre la obesidad severa y el trastorno depresivo mayor. Cuestiones de discriminación física y social que rodean la obesidad pueden contribuir a esta depresión. Los estudios son contradictorios sobre si la obesidad se asocia con mayores tasas de suicidio. Sin embargo, la mayoría de los estudios parecen sugerir menores tasas de suicidio en personas con obesidad.

    La septicemia: La septicemia es una infección grave que puede conducir rápidamente a shock séptico y la muerte. Los estudios han demostrado que las personas afectadas por la obesidad, la obesidad especialmente grave, se encuentran en mayor riesgo de septicemia.

    Enfermedades del Hígado: La obesidad es la principal causa de hígado graso y esteato-hepatitis no alcohólica. La mayoría de las personas con obesidad severa tienen enfermedad de hígado graso no alcohólico. Enfermedad del hígado graso puede causar cicatrización del hígado, que resulta en la función hepática empeoramiento, y esto puede conducir a cirrosis e insuficiencia hepática.

    Otras condiciones que podrían convertirse en peligrosa para la vida: la diabetes gestacional y pre-eclampsia materna durante el embarazo, mayor incidencia de abortos involuntarios y mortinatos, enfermedad de la vesícula, pancreatitis, y más.

    Otras condiciones que resultan en la calidad de vida disminuida: incontinencia urinaria de esfuerzo (escape), el síndrome de ovario poli-quístico, la infertilidad, y erupciones de pliegue de la piel.

Dietas




Dietas 

 

Una dieta baja en calorías es el principal tratamiento para el sobrepeso y la obesidad, pero, la dieta también es un contribuyente a la progresión de la obesidad. La dieta para bajar de peso provoca respuestas biológicas que persisten a largo plazo y contribuyen a la recuperación de peso. Una de estas respuestas afecta el balance de energía. Cuando una persona pierde peso, el cuerpo "piensa" que se muere de hambre y el gasto energético se reduce con el fin de conservar calorías. La reducción en el gasto energético con la dieta para bajar de peso requiere que, a fin de mantener la pérdida de peso, la dieta comer incluso menos calorías que una persona de tamaño igual cuerpo que nunca ha estado en una dieta. Sin embargo, es difícil seguir una dieta porque hay cambios a largo plazo en los reguladores de apetito que aumentan el deseo de comer y la cantidad de comida que se puede consumir comer menos. Tales cambios inducidos por la dieta favorecen un balance energético positivo y la recuperación del peso y, debido a las condiciones responsables de la reducción en el gasto de energía y aumento del deseo de comer persistir a largo plazo, un individuo a menudo no sólo recuperar la totalidad de su peso perdido, pero aún Más.

Otra respuesta biológica que se produce con la dieta implica cambios en el metabolismo de la grasa que reducen la capacidad del cuerpo para quemar grasa y aumentar la capacidad de la grasa que se almacena en los depósitos adiposos (depósitos de almacenamiento de grasa). Con la dieta de pérdida de peso, la cantidad de grasa en la dieta el cuerpo quema se reduce en aproximadamente un 50 por ciento. Además, la dieta reduce la cantidad de grasa que el cuerpo quema de combustible durante la actividad de bajo grado, como caminar, limpiar la casa, preparar la cena, o trabajando en una computadora. La reducción en la cantidad de grasa que se quema para el combustible después de una pérdida de peso de la dieta tiene más grasa disponible para ser ocupado por depósitos de almacenamiento de grasa, y la dieta aumenta la capacidad de los depósitos de grasa para almacenar más grasa que antes una dieta. En total en la dieta de pérdida de peso reduce el uso de grasa para el combustible y aumenta la capacidad de la grasa que no se utiliza para ser almacenados. Estos cambios conducen a un aumento progresivo en la acumulación de grasa, incluso si el individuo no es comer en exceso.

 

 

Sumario



Sumario 

 

Hay múltiples factores que actúan sobre un fondo genético causan el aumento de peso y la obesidad. Las condiciones asociadas con el aumento de peso y cambios biológicos en el cuerpo que se producen como resultado de la ganancia de peso contribuir a la progresión de la enfermedad, a menudo atrapando el individuo en un ciclo vicioso el aumento de peso. Si usted está preocupado con su peso, hable con su médico de atención primaria para aprender más acerca de cómo mejorar su peso y salud.

La obesidad en una enfermedad, crónica, progresiva e incurable que se caracteriza por el acumulo exagerado de tejido graso y que conlleva a múltiples enfermedades asociadas.

La obesidad no se considera una cuestión estética que es causada por comer en exceso y la falta de auto-control. La Organización Mundial de la Salud (OMS), junto con las sociedades médicas y científicas nacionales e internacionales, reconoce a la obesidad como una enfermedad que resulta de la afectación de múltiples factores ambientales y genéticos.

La enfermedad de la obesidad es muy costosa, no sólo en términos económicos, sino también en términos de la salud individual y social, la longevidad y el bienestar psicológico. Debido a su naturaleza progresiva, la obesidad requiere tratamiento y control de toda la vida.



 

 

 

 

 

 
www.acocib.com

CONTACTO

Dirección: Carrera 14 No 127 - 11 Oficina 405
Ciudad: Bogotá, Colombia
Teléfono: (571) 6581604
Email: acocib@ gmail.com